domingo, 5 de julio de 2015

ENTREGO UN HERMOSO CUENTO DE MI COMPAÑERITA BIBLIOTECARIA VERONICA RODRIGUEZ.,QUIEN ADEMÁS HA DECIDIDO SER  SU PROTAGONISTA QUE LO DISFRUTEN.


DESDE EL BAR

        Se resiste, se demora, se impone otras obligaciones, pero finalmente aterriza en el bar. Es la autora.
        Suele elegir la misma mesa, un poco apartada del ruido. Desde ahí otea, como un cazador, todos los movimientos. Busca historias, agudiza sus oídos, explora semblantes para imaginar caracteres y retazos de vida,
        La escritura nunca me ha abandonado, es su frase favorita, plagiada de sus lecturas. Sin embargo sabe que en su caso es al revés; es ella la que no ha abandonado la escritura. Le ha sido infiel. Muchas veces. Le coquetea, le histeriquea, le rehuye por períodos mas o menos largos, mas o menos cortos;pero siempre vuelve, como amante arrepentida.
        Hoy llueve sobre Buenos Aires, una llovizna tenue aunque persistente, está gris. Es un buen día para escribir, suicidarse o hacer el amor. Escribir es eros y tánatos, un onanismo de tinta y papel, sazonado con café.
        La escritora fue al bar, a mojarse, con su cuaderno bajo el brazo y el deseo de que las historias fluyan.
                                           
                                                           Va a intentar escribir (nos).

Poemas con monstruos

Los alumnos de 2° Grado acompañados por su Maestra Natalia, escucharon atentamente el poema "El hombre lobo" del libr...